Anuncios Google

Imágenes y dedicatorias para aniversarios de bodas de oro



Imágenes y dedicatorias  para aniversarios de bodas de oro

boda18(1)

th_boda31 bodas de oro bodas_de-oro


boda29(1) boda31(1)

Imágenes con frases para aniversarios de bodas de oro, dedicatorias para aniversario de bodas de oro, dedicatorias para boda de oro, discursos para boda de oro.



118800

Dedicatorias para bodas de oro

Por todos estos años que habéis estado juntos, en el que han pasado cosas buenas y otras no tan buenas, dónde hubo tristezas, alegrías, logros, esperanzas y emociones, todos esperamos que los próximos 50 años esas alegrías se dupliquen y que tengáis nuevas esperanzas, que vuestras vidas estén llenas de paz y de felicidad. Muchas felicidades

------------------
Recorridos cincuenta años
Desde aquel día especial
Son vuestras bodas de oro
Y las vamos a celebrar
Os dijisteis un “si quiero”
Que uniría vuestras vidas
Os jurasteis amor eterno
Formando una familia.
A lo largo de estos años
Os habéis demostrado
Que os queréis sin condiciones
En lo bueno y en lo malo
El señor que esta en el cielo

Os da su bendición
Para que sigáis compartiendo
vuestro corazón.
Hoy vuestros hijos y nietos
Os quieren desear
Que siempre estéis rodeados
De inmensa felicidad
fuente

------------------
MATRIMONIO.
unión.
CINCUENTA AÑOS.
Fruto de un cariño diario,
de paciencia y la constancia:
CONTINUIDAD.

Bodas de oro hoy celebradas,
pero hechas poquito a poco,
alegrando la vida de los que os rodeamos,
enseñando el camino recto a seguir.
Dándonos la mano al que lo necesita,
!Son Joya!.
!Son alegría!.,
Sencillamente un matrimonio
una pareja de de corazón joven.
llena aún de esperanza.
ejemplo para los que os rodean.
Motivo de este acontecimiento,
que en el día de hoy,
nos junta a toda la familia,
A vuestro alrededor.

CARMINA.
Hecha el 25/5/1985.

----------------
Discurso para un aniversario de bodas de oro

Queridos amigos:
No os preocupéis, que el refranero tiene dicho que “no hay mal que cien años dure”. En fin, perdonad la broma, pero es bueno comenzar con unas risas. Así desterramos la tensión y el nerviosismo. Porque hoy no es para vosotros un día de tensión. Es un día festivo y de emociones muy diversas. Y de tantos y tantos recuerdos. Unos serán en colores muy vivos, otros quizá en blanco y negro. Pero el caso es que hoy miráis al cielo y os sentís profundamente agradecidos por tanta dicha. No importan las nubes o las preocupaciones, porque vuestra luz, vuestra felicidad, os nace de dentro. ¿No es cierto? Y no podéis ni debéis evitar sentir un especial orgullo.
Mirad ahora a vuestro alrededor, a toda esta familia que os quiere. Da gusto. Y todo fruto del amor. De la entrega y de la llama. De la ternura y del trabajo. Del cariño y de la paciencia. Y de la sobrenatural misericordia de Dios. Todo comenzó con aquella primera mirada, de la que ya jamás habéis podido prescindir. Con aquella atracción que poco a poco fue cimentándose en vuestro corazón. Y digo corazón, en singular, porque vosotros sois un único corazón, una única comunión de vida, de amor. Sois un verdadero milagro de felicidad. Es decir, de fidelidad. Una lealtad puesta a prueba durante el horario de vuestros días. Porque -aunque ahora no se quiera creer- el amor es sobre todo una constante lucha, y un desafío. Porque cuesta ceder de nuestro egoísmo y entregarnos en cada momento, sin rodeos. El amor exige esfuerzo. Lo otro es un paripé.
Cincuenta años. Cincuenta años donde os habéis ido enamorando con la madurez que da el alma, la rutina y las trastadas de los hijos. Cincuenta años que es como si acabaran de comenzar, tan jóvenes os sentís, tan llenos de determinación y gozo. Y os parece el tiempo casi una ficción. No es posible, no es posible que tato milagro haya sucedido. Pero ahí los tenéis, a vuestro lado, mirándoos sin pestañear, o apartando de los ojos alguna que otra lágrima. Es vuestra familia. Es vuestra única, cierta y verdadera alegría. Es lo que sembrasteis. Bueno, pues ya veis la pujanza y la felicidad de los frutos.
No todo ha sido color de rosa. Ha habido circunstancias duras, avatares en los que parecía que ya no podíais más. ¿Lo más fácil? Rebelarse contra Dios y abandonar el camino. Dejarse llevar por la pereza, o por el brillo fugaz de una quimera. De cualquiera, da igual. Y rendirse a la tentación de turno. Pero el amor es tenaz si se sustenta en la esperanza y en la sinceridad mutua. Os habéis apoyado el uno en el otro, a veces sin ganas, sin palabras casi. Quizá sin entender del todo el sentido de la contrariedad o de la renuncia. Sin embargo es sobre esas renuncias y esas contrariedades sobre las que se sustenta la realidad de este día. Y su maravilla.
El amor, el amor… El amor es decir sí de nuevo (para toda la vida), el amor es la apasionada santidad de los sentidos, el amor es pasar el aspirador por la alfombra, el amor es un beso furtivo, el amor es la plena confianza en tu mujer o en tu marido, el amor es pedir perdón cuando más nos cuesta, el amor es rezar juntos las caricias. El amor es… vuestra presencia aquí y vuestro ejemplo.
Cincuenta años de rutina, puede pensar alguno. ¡Bendita rutina! Así, tan infinita. Para mí la quisiera. Que Dios os bendiga. Y que aprendamos a querernos como os queréis vosotros.
Guillermo Urbizu

---------------

Por María Antonia
Una mañana o tarde Dios os hizo encontrar
y pasado el tiempo os decidisteis casar.
Ante el altar y el Señor prometisteis amor y fidelidad
y pasados los años todos vuestros sueños se hicieron realidad.
Han sido muchos los años de amor y de luchar,
pero con vuestra fe, cariño y esfuerzo todo lo habéis sabido superar.
Hoy estamos aquí todos, para poderlo festejar
alcemos nuestras copas para en estas Bodas de Oro poder brindar
para daros la enhorabuena y pedir a Dios para vosotros,
mucha salud y repleta felicidad.
--------------------------
BODAS DE ORO

Después de cincuenta largos años de Amor,
que podemos decir los que de vosotros descendemos,
que bendecimos ese camino donde os habéis cruzado,
ya que sois la base de nuestra existencia,
que nuestros corazones laten al mismo ritmo,
ese ritmo que no es otro que el cariño que nos dais.

Un día como hoy sentimos, como en el antiguo Reino de León,
que un Caballero pidió a su Dama que se uniera con él para toda la vida,
que todos nosotros queremos que esa vida sea larga, muy larga,
sabemos que la eternidad es imposible, pero soñamos con ella para vosotros.
El legado que nos dais es el ejemplo de vuestro Amor,
no importa que tengamos muchos o pocos bienes materiales,
lo importante es tener unida una familia a nuestro alrededor,
que todos los que ahora estamos y todos los que vengan
se encuentren con el cariño que habéis forjado en nuestras almas.
FÉLIX

------------

Poemas para  bodas de oro
Bodas de oro
¿Sacaron bien la cuenta?
¿No se habrán confundido
contando años de empanadas,
pescas, asado y vino?
Por formar una familia
con nietos, nueras, Miguel, Andresito,
disculpen la broma inicial:
de corazón ¡los felicito!
En toda esta vida juntos
¡si se habrán cantado las cuarenta!
pero fieles a lo prometido
hoy brindan por los cincuenta.
Mucha agua bajo el puente
y sin derribarlo, pasó;
se ve que fue algo fuerte
lo que hace cincuenta los unió.
No construyeron su destino
sobre una emoción pasajera
tipo flor de primavera,
que aunque linda, no dura una quincena.
Por ser un poco padres míos
desde que aquellos partieron
tío Antonio, tía Yoly, con afecto
la mayor felicidad les deseo.
En brindis imaginario
levanto en alto mi vaso:
reciban desde Neuquén
nuestro más cálido abrazo.
Celia Romero

0 Response to "Imágenes y dedicatorias para aniversarios de bodas de oro"

Apuntate a Facebook

powered by Blogger | WordPress by Newwpthemes | Converted by BloggerTheme